• compartir / share

  • Contador de visitas

    • 175.222 desde enero 2009
  • “Las pruebas están en la botella. Lo demás son palabras”. - Fabio Bartolomei (Vinos Ambiz)
  • “El que defiende y hace vinos naturales es porque tiene una actitud ante la vida” - Malena (Observatorio de vino)
  • "Natural: [...] 3. adj. Hecho con verdad, sin artificio, mezcla ni composición alguna." - Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española
  • "El sulfuroso es una barrera entre tú y el vino" - Laureano Serres
  • "Se dice lo que se hace y se hace lo que se dice" - Art. 6 del Reglamento de la Asociacion de Productores de Vinos Naturales (PVN)
  • “No hay peor plaga para nuestros cultivos que los intereses económicos” - Winat Vineyard
  • "Sólo la naturaleza hace grandes obras sin esperar recompensa alguna" - Alexandr I. Herzen
  • "Volver al origen no es retroceder, quizás sea andar hacia el saber" - Macaco (del tema Moving)
  • "Oigo decir que los amantes del vino serán condenados. No hay verdades comprobadas, pero hay mentiras evidentes. Si los amantes del vino y del amor van al Infierno, vacío debe estar el Paraiso." Rubaiyat - Omar Khayyám
  • "BIBE VIVAS MVLTIS ANNIS" - Inscripción en la copa de vidrio romana de Trivulzio
  • Ya lo hago yo!
  • Miembro de

  • ULTIMOS TWEETS

  • PR Checker
  • Anuncios

Asi comenzo todo

Por supuesto mi pasión por el vino y la viticultura no surgió de un dia para otro, pero si que se puede decir que hubo un momento en que se aceleró. Digamos que comenzó a fermentar, la afición se convertió en pasión, y ahora como los buenos vinos va madurando poco a poco.

Fué a principios del 2006, cuando buscando información sobre la elaboración del vino tropecé con varios foros dedicados al vino, donde empecé a contar mis experiencias hasta ese momento. Y fué en estos foros donde comencé a oir hablar de los vinos naturales, en encendidos post donde algunos afirmaban que era imposible elaborar vinos sin agregar sulfuroso, mientras otros defendían que era posible porque ellos los hacían. Los primeros volvían a la carga con que si se hacía no podía durar, y los segundos aseguraban que duraban y evolucionaban y maduraban, porque estaban más vivos que cualquier otro vino, y lo sabían porque estaba en sus bodegas.

Y así fuí como comenzó mi contacto con los vinos naturales. En uno de esos post, creo que concretamente sobre el uso de levaduras “aromatizadas” conocí a Lorenzo Valenzuela, de la bodega Barranco Oscuro, con el que comencé a intercambiar mails solicitándole más información. Y mi interés fué tanto que a principios de Mayo de ese mismo año estaba en su bodega, en la alpujarra granadina, comprobando in situ que los vinos naturales existen, que tienen mucha calidad, que son capaces de durar muchos años, evolucionando y mejorando, y que despues de una jornada intensiva de cata la ausencia de sulfuroso permitió que mi cabeza no se resintiese.

Y estando en las Alpujarras Lorenzo me habló de Laureano, otro elaborador de vinos naturales en un pequeño pueblo de Tarragona, el Celler Laureano Serres, y que en su página web tenía un foro, de pequeña participación pero gran contenido, y así empecé a colaborar en este foro, donde elaboré una pequeña sección donde relatar mis visitas por diferentes bodegas. Laureano es otro de los puntales de los vinos naturales en España, con muchos contactos con  elaboradores de estos vinos no solo en España, sino también en otros paises europeos como Francia o Italia, y ha sido el impulsor de la creación de la asociación de Vinos Naturales, cuya web podreis visitar a traves del enlace dispuesto en este mismo blog.

Y viendo su trabajo y sus experiencias fué cuando se me ocurrió empezar a ver el vino desde otro ángulo, desde su origen, la vid. Porque no se puede entender el vino sin entender la tierra y la vid. Y como la familia de mi mujer tenía una parcela con suelo disponible, les pedí 100 m2 donde comenzar mi sueño, elaborar mi propio vino cultivando mi propio viñedo. Y aquí entra alguien más en juego, Samuel Cano, otro productor elaborador de su propia uva (como Lorenzo y Laureano) en plena Mancha conquense, que comenzó por esa época a colaborar también en el foro de Serres. Y con los consejos de todos ellos, mi esfuerzo personal, y los sarmientos que me proporcionaron tras la poda en la Finca “El Encín”, comenzó mi andadura como viticultor. Hubo suerte y fué una primavera lluviosa, por lo que el 90 % de lo sembrado agarró y sobrevivió.

Y este es el principio de todo, pero aún queda mucho por explicar hasta llegar al momento actual, pero eso ya será otro dia que hoy ya se ha hecho tarde

Anuncios