El futuro de la viniviticultura

Este es el artículo que más he deseado escribir durante los últimos meses, y me vais a perdonar, pero encierra un pequeño engaño. O quizá no. No os voy a hablar de nuevas técnicas o de que es mejor trabajar la tierra de un modo u otro. Pero ya que habeis empezado a leer, por favor, terminad de hacerlo.

El futuro de la viniviticultura viene de la mano de Andrés y Gonzalo, que nacieron ayer por la mañana y, por supuesto, yo soy su padre. Y el futuro está en sus manos. Por supuesto que yo les educaré en mi afición, pero sin imposición. Simplemente les haré amar la tierra y la naturaleza, y los frutos que de ella obtenemos, y les enseñaré que hay muchas formas de tratar esos frutos. Y ellos irán decidiendo. Pero espero que al menos uno se interese por este mundo y, quien sabe, me ayude con mi pequeña bodega y al final sea un gran enólogo. Cuando ellos sean mayores quizá se pueda hacer vino disolviendo una pastilla en un vaso de agua. Pero seguro que también se hará el vino como siempre se ha hecho.

Pido disculpas de antemano a los que esperaban otro texto en mi artículo, y a todos pido comprensión con la actualización y respuestas en mi blog durante unos días, pues los peques se han quedado en la incubadora y no tendré mucho tiempo de pasarme por el blog. pero algún ratejo sacaré

El futuro ya está aquí

Anuncios

8 comentarios

  1. Viva la madre que os pario. Enhorabuena y a lo de educarlos a amar el viñedo y el vino yo me comprometo a ayudar, aunque no se si será a amarlo o a odiarlo, como a mi me paso en un principio y mira ahora.

    Dale un beso a la mama de mi parte y que disfruteis de ellos cuanto más mejor.

    Un abrazo y salud y buen vino

    • Gracias Samuel. No dudes que cuando ya tengan un poco de uso de razon iremos a dar un paseo por tus viñas, para que vean lo que es un viñedo de verdad y no lo que tiene su padre. Lo del vino lo dejaremos para mas adelante, aunque nosotros brindaremos a su salud. supongo que en tu caso el trabajo en la viña sería una necesidad familiar, y las cosas obligadas no gustan, pero la viña tienen algo que nos atrapa, y eso es lo que te ha pasado a tí, que ha acabado por atraparte hasta amarla.

      Yo como ya dije no voy a imponerles nada, pero desde pequeños les llevaré a que vean como trabaja su padre, y que vallan disfrutando del campo y la naturaleza. A mi mis padres me llevaban mucho al campo de pequeño y ahora lo recuerdo con mucho agrado, y sigue siendo una de mis actividades favoritas. Tambien ten en cuenta que yo tengo cuatro viñas, pero si les gusta será el momento de ir ampliando.

      Te escribo estas líneas entre visita y visita a la incubadora.

      salud, y más que nunca, para mis peques, y para ti y tu trabajo lo mejor.

  2. Enhorabuena Nacho. Que beban…con salud 🙂

    Un saludo

  3. Felicidades Nacho, no dudo que tendrán un corazón como el tuyo. Muchas muchas felicidades, papaitos.

    laure

  4. Enhorabuena Nacho!!
    Por lo menos que cuando salgan al campo no vayan tropezándose 🙂

  5. muchas felicidades. aceptarias adoptarme a mi y enseñarme tantas cosas?, jajajajajajajaja.
    Me encantó tu post

    • Gracias Loren y Sibaritastur. Contestación a los dos pues tengo poco tiempo. Pronto mas viniviticultura como vereis en mi nuevo post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: