Fuentenarro: Ribera burgalesa

Visita realizada en Octubre 2007

La Ribera del Duero tiene más fama por sus bodegas de “la milla de oro”, en la provincia de Valladolid, donde es posible que estén los vinos más caros y conocidos, pero yo como siempre me dirijí a una pequeña bodega en busca de un vino más auténtico, en donde las cosas solo se saben hacer de una forma: con pasión y amor por el vino desde la viña hasta el momento de la elaboración.

Estamos en La Horra, en la provincia de Burgos, en los viñedos más altos de La Ribera, y quizá la zona en la que, por sus características de altitud, suelo y clima, se den las mejores condiciones de toda la denominación. No en vano, algunas de esas famosas bodegas cultivan aquí parte de sus cosechas.

La bodega es Fuentenarro, y Pedro Perez la persona que está detras ocupandose de que todo se haga de la mejor manera posible, y sobre todo que sus vinos sean un fiel reflejo de lo que la uva es capaz de dar, sin ningún tipo de interferencias, tal y como reza en su contraetiqueta “Confiamos a nuestros viñedos el buen hacer de nuestros vinos”

Fachada exterior de la bodega

La bodega no es ostentosa y lujosa, pero aquí eso no es necesario. Lo importante es hacer y madurar los vinos, y para eso si está muy bien ideada. Una planta superior donde fermenta el vino en los depósitos de acero y una bodega subterranea, justo debajo, para que todo el trasiego se haga por gravedad, interfiriendo lo más mínimo en el vino, y conservando una temperatura constante todo el año.

Bodega subterranea

La gama que actualmente se comercializa comienza en un vino con cuatro meses de barrica, continua con un crianza de doce meses, y un muy especial vendimia seleccionada, con los mejores frutos, de viñedos que en ocasiones superan los 80 años, y cuya fermetación maloláctica ha sido realizada en barricas de roble francés y americano. Pero esto es solo el principio, ya que muy pronto tendremos el vino estrella de la bodega, un reserva que pudimos probar en exclusiva y que sin duda sorprenderá por el exquisito respeto de la madera hacia la fruta.

Sin duda fue un lujo visitar a Pedro, escucharle y probar sus vinos, y como no rellenar mi bodega con sus caldos.

Pedro , Nacho y amigos

Gama de Fuentenarro

Anuncios

Una respuesta

  1. apunto tu sugerencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: