Briones: lo mas nuevo de La Rioja

Visita realizada en Noviembre de 2006
Si en el Barrio de la Estación de Haro o en Cenicero radican las bodegas más antiguas y hasta ahora las más prestigiosas de La Rioja, en Briones podemos encontrar dos de las bodegas que mejor representan el “nuevo estilo” dentro de estos vinos, siempre dentro de las estrictas reglas de esta D.O.

Y es en esta población de trazado medieval donde tuve la oportunidad de visitar la bodega Finca Allende, de Miguel Ángel de Gregorio, y el museo Dinastía Vivanco, gran proyecto de bodega y museo unidos en un mismo complejo.

Briones

Está situado en el extremo noroccidental de la Rioja Alta, y emplazado sobre un cerro, por lo que se divisa con bastante antelación, en especial la silueta de su imponente iglesia. La visita al pueblo, sin contar con las bodegas, ya merece la pena.

Es una sucesión de calles empedradas y casas solariegas, con una ermita de base octogonal y una iglesia que bien podría pasar por Catedral. No hay que perderse las vistas desde el mirador situado en el extremo norte del pueblo, desde donde se divisa todo el valle plagado de viñedos regados por el Ebro.

Finca Allende

Enclavada junto a uno de estos palacios, el de Ibarra del siglo XVI, se ubica la moderna bodega. Asimismo se está restaurando el palacio, donde pasarán a elaborarse los vinos de gama alta de la bodega (Aurus y Calvario).

Empezamos la visita por la tolva de recepción, diseñada por el propio Miguel Ángel, de modo que los racimos sufran el menor daño posible. En el interior, tinos de madera para la fermentación de la gama alta junto a los de acero inoxidable. En el nivel inferior, la sala de barricas, en su mayoría de roble francés, donde pudimos escuchar en una de ellas la fermentación de los vinos blancos.

Los vinos Aurus y Calvario han alcanzado este año dos de las mas altas notas en la guía Peñin, con 96 puntos, por lo que estamos ante una de las más importantes bodegas de la Rioja, mas teniendo en cuenta que se aleja del estilo “clásico” del Rioja. Además elabora los “Allende” , tinto de Tempranillo 100 % y blanco fermentado en barrica con las variedades viura y malvasía riojana.

Museo del vino Dinastía Vivanco

La otra gran atracción en Briones es la bodega y museo anexo que ha creado la familia Vivanco. Situado en una extensa llanura junto al cerro donde se levanta el pueblo, lleva abierto escasamente un año. Es uno de los museos más extensos del mundo, y contiene una importante colección de piezas desde la antigüedad hasta nuestros días. El museo se divide en espacios, cada uno con una temática propia para ayudar a comprender mejor cada sección.

Empieza por la viña, explicando el origen de la viticultura y mostrando los más diversos instrumentos utilizados para el arado, la poda, la vendimia, etc. a lo largo de los tiempos.

Continua con la elaboración, reproduciendo antiguos lagares en los que se han instalado auténticas prensas de viga de madera con varios siglos a sus espaldas, la elaboración de toneles, el corcho, maquinas de bombeo, trasiegos, etc.

Un tercer espacio nos muestra los diferentes recipientes que se han empleado a lo largo de la historia para guardar o servir el vino, con autenticas piezas de arqueología (fenicios, griegos, romanos) y la evolución de las botellas de vidrio

En cuarto lugar, una sala con obras de arte relacionadas con el vino (pintura, escultura, tapices) donde las representaciones de Baco y sus bacanales se repite con frecuencia, y un curioso óleo sobre bronce que representa un lagar místico donde Jesucristo pisa la uva, la cruz es la viga de la prensa, y el propio Dios da vueltas al husillo

Por último un espacio dedicado al servicio del vino, con una importante colección de sacacorchos de todas las épocas así como copas, decantadotes, etc.

Otro dato de interés es la existencia en el exterior de un museo ampelográfico que no tiene nada que envidiar al de “El Encín”.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: