Glühwein, vino caliente para la Navidad

Es tiempo de Navidad, y el vino no permanece ajeno a esta época, siendo uno de los productos estrella de la cesta de la compra en estas fechas. No se entiende la comida de Navidad sin un buen vino, y por supuesto nadie (o casi nadie) recibe el nuevo año sin brindar con una copa de cava o espumoso. Estas son nuestras costumbres, pero en los países del norte de Europa, debido a las bajas temperaturas que se registran en estas fechas, preparan una especie de ponche elaborado con vino y especias que se toma caliente.

Mercadillo navideño aleman

En Alemania, donde es muy popular en estas fechas en los mercadillos navideños (Weihnachtsmärkte), se le conoce como Glühwein. Tradicionalmente se toma durante el periodo de Adviento, que se corresponde con los meses más fríos del año.

 Su origen está en el Glögg, vino caliente especiado que se ofrece en Suecia cuando se recibe a los invitados para que entren en calor, acompañado de unas galletas de jengibre y unas almendras.

Para la elaboración del Glühwein se emplea vino tinto, sobre todo en Alemania, pero en Italia y Austria emplean también el vino blanco. Se pone el vino a calentar a unos 70 grados y se le añade canela, clavo, cáscaras de naranja o limón, anís y azúcar o miel al gusto. Lo ideal es dejar todos los ingredientes macerando la noche anterior y antes de servirlo, calentar a fuego lento hasta que el azúcar o la miel se disuelvan.

Anuncios

6 comentarios

  1. Estos años anteriores he estado en adviento en Europa, un año en Praga y otro en Viena, la verdad es que sus mercadillos navideños son tremendos, geniales y muy muy bonitos. Y efectivamente disfrute de su “vino caliente”, para los enochalados no nos dice gran cosa, pero cumple perfectamente con su proposito, calienta el cuerpo y con un sabor agradable a aquellos que nos gusta el vino.

    Salud y buen vino.

  2. Hola Samuel, felices fiestas.

    Yo no he tenido la suerte de probarlo “in situ”, pero una amiga que ha vivido en Alemania una temporada nos lo prepara cuando quedamos por estas fechas. El equivalente aquí sería el mini de cerveza y el bocata de calamares en la Plaza Mayor de Madrid. Cuando yo era estudiante aún ibamos a celebrar el último día de clase antes de las fiestas de Navidad a la Plaza Mayor, hasta que los descerebrados de siempre se pasaron con las “celebraciones” y tuvieron que prohibirlo (con buen criterio)

  3. No tomaban ya los romanos vinos especiados?
    Yo no he probado tampoco los “vinos calientes” nórdicos, pero también había oído hablar de ellos.
    Saludos y Felices Fiestas, Nacho.

    • Hola Smiorgan, felices fiestas también para ti. Efectivamente los romanos aromatizaban el vino con diversas hierbas y otros tipos de mezclas y tecnicas que podreis ver en el post que estoy preparando sobre los vinos en el Imperio Romano.

      En cuanto al vino caliente puedes intentar hacerlo tu en casa, solo tienes que poner los ingredientes que indico en mi post en un vino que no sea muy caro (mejor la noche de antes) y al dia siguiente ponerlo a calentar pero sin dejarlo hervir.

  4. Ah, por supuesto sabes que en galicia, en Otoño, junto con las castañas asadas, es muy típico beber vino caliente con miel.
    Saludos de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: