Un hasta luego…

Este blog se va a tomar un pequeño descanso, pero solo el blog, porque yo estaré mas atareado que nunca y no lo podré atender. Me cambio de casa y ya sabeis que entre que recoges todo, lo trasladas, y lo vuelves a colocar todo, pasan unas semanas… Bueno, en realidad, siempre te queda algo por colocar. Por eso durante un tiempo tendré dificil responder a los comentarios y mas aún aportar nuevo contenido, aunque de vez en cuando me pasaré a echar un vistazo. Lo bueno es que ahora tendré un trastero en el sótano del nuevo edificio donde hacerme una pequeña bodeguita.

Espero que no dure mucho esta sequía bloguística, mientras tanto celebraré la llegada a mi nueva casa con un buen vino…. natural, por supuesto.

Hasta luego

Nacho