• compartir / share

  • Contador de visitas

    • 163,363 desde enero 2009
  • “Las pruebas están en la botella. Lo demás son palabras”. - Fabio Bartolomei (Vinos Ambiz)
  • “El que defiende y hace vinos naturales es porque tiene una actitud ante la vida” - Malena (Observatorio de vino)
  • "Natural: [...] 3. adj. Hecho con verdad, sin artificio, mezcla ni composición alguna." - Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española
  • "El sulfuroso es una barrera entre tú y el vino" - Laureano Serres
  • "Se dice lo que se hace y se hace lo que se dice" - Art. 6 del Reglamento de la Asociacion de Productores de Vinos Naturales (PVN)
  • “No hay peor plaga para nuestros cultivos que los intereses económicos” - Winat Vineyard
  • "Sólo la naturaleza hace grandes obras sin esperar recompensa alguna" - Alexandr I. Herzen
  • "Volver al origen no es retroceder, quizás sea andar hacia el saber" - Macaco (del tema Moving)
  • "Oigo decir que los amantes del vino serán condenados. No hay verdades comprobadas, pero hay mentiras evidentes. Si los amantes del vino y del amor van al Infierno, vacío debe estar el Paraiso." Rubaiyat - Omar Khayyám
  • "BIBE VIVAS MVLTIS ANNIS" - Inscripción en la copa de vidrio romana de Trivulzio
  • Ya lo hago yo!
  • Miembro de

  • ULTIMOS TWEETS

  • PR Checker

Según la guía Peñín soy “demodé”, doblemente demodé

Demodé: 1. adj. Pasado de moda.
En la guía Peñin de este año viene un manual del buen catador en un librito amarillo separado (que otros años venía dentro de la misma guía verde). En su página 118, dentro de una sección con diferentes consejos, aparece una subsección llamada “los tópicos demodé”. Y para mi sorpresa aparecen las siguientes referencias:

– La expresión “vino artesano”

– Decir “este vino es natural y no tiene química”

¡Vaya por Dios! ¡Yo que acababa de incorporar un enlace en mi blog al mapa de vino artesano que se están currando desde Observatorio de Vino! Lo podéis ver en la parte superior izquierda del blog, justo debajo del contador de visitas. Como ellos mismos dicen, “no vamos a caer en definiciones que asfixian. Vamos a mapear la historia de la vitivinicultura artesana, de pequeñas producciones frente a las industriales, que trabajan con la naturaleza, que defienden el trabajo con variedades autóctonas de las zonas en las que trabajan, con una intervención mínima o nula de elementos externos químicos o de otra especie, y que por lo tanto al beberlos tomaremos contacto real con el artesano que lo produce y la tierra en que crecen sus viñedos.”

Por cierto, este mismo enlace lo tienen blogs bastante reconocidos y leídos en la blogosfera vinícola.

Pero para mi desgracia, en mi blog no hago mas que hablar de vinos naturales, si, esos que no tienen química. Doblemente “demodé”

No quiero decir con esto que el Señor Peñin esté en contra de los vinos naturales, el mismo publicita en la sección de ferias el Salón de Vinos Naturales recién celebrado en Barcelona y en sus catas aparecen valorados varios vinos, cuyos autores defienden el uso del termino natural, rozando o alcanzando los 90 puntos. Lo que si parece evitarse en su guía es el uso del termino “artesano” y “natural”. En su lugar prefieren hablarnos de vinos de garaje y de vinos ecológicos o biológicos (página 47 del anteriormente referido librito amarillo)

Sin embargo, al hablar del vino ecológico en esa misma página, dice lo siguiente: “Aunque bien es cierto que es en las zonas de clima mediterráneo donde esta practica encuentra menos inconvenientes, ya que las enfermedades criptogámicas de la vid se reducen al mínimo y es posible evitar de forma natural la utilización de productos químicos”. ¡Vaya, pero si aparecen en una misma frase las palabras “natural” y “químicos”! Me temo que la guía de este año les ha quedado un poco “demodé”

Interesante el punto de vista de Observatorio de Vino en este asunto, a raiz de mi publicación:

http://observatoriodevino.com/2011/04/%c2%bfpor-que-penin-considera-demode-la-expresion-vino-artesano/

Anuncios

Visita a la bodega de Vinos Ambiz, vino natural de Madrid

No es casualidad el haber visitado Vinos Ambiz ahora. Ni tampoco lo es publicar esta visita hoy, coincidiendo con la celebración del Tercer Salon de Vinos Naturales de Barcelona. Al saber que estarían presentes en el Salón quise hacerles una visita, ya que yo no iba a poder asistir. Además, tenía pendiente catar los vinos para ver que coupage iba a seleccionar para la crianza en la barrica que les he financiado. Aprovechamos también la visita para embotellar el vino que se iba a degustar en Barcelona, con lo que me estrené en la realización de tareas de bodega (aparte de catar, claro) como el embotellado y el encorchado.

La bodega se encuentra en Morata de Tajuña, al sureste de Madrid, y comparte espacio con una bodega ecológica que elabora los vinos bajo la marca “Pincelada”. Después conoceríamos a Juan, el autor de estos vinos, que estuvo toda la mañana con la poda. También con la poda estaban los de Ambiz, de la mano de Juan, el socio de Fabio. Los viñedos están en la ribera del Tajuña, en la zona de Carabaña, pero la visita a la viña quedará para mas adelante ya que no hubo tiempo ese día.

Fabio y Juan son los artífices de este proyecto. A Fabio, originario de la Toscana, la afición al vino le viene de familia. De hecho me confesó que se metió en esto por los recuerdos que tenía de pequeño de la casa de campo familiar, donde se elaboraba vino para consumo propio.

Después de un buen desayuno comenzamos catando los vinos de los depósitos, correspondientes claro está a la cosecha del 2010. Este año están elaborando uva propia y uva comprada, siempre a agricultores de confianza para garantizar la procedencia ecológica (lo que no implica que esté certificada oficialmente). Dentro de la uva propia comenzamos catando los Airén, elaborados de tres formas diferentes. Al modo tradicional, un maceración carbónica, y otro elaborado con madre, es decir como si fuera un tinto, con los hollejos de la uva, y posterior prensado. Por supuesto ni que decir tiene que para una misma uva los resultados son completamente diferentes. La otra uva de cosecha propia es la tempranillo, para la que contaban con un depósito de gran capacidad, ya que es la que más cantidad supone. Las otras uvas elaboradas son una Garnacha de la zona de San Martín de Valdeiglesias, Petit Verdot y Graciano de Samuel Cano (Mota del Cuervo) y Shiraz, todas ellas elaboradas en pequeños depósitos de 500 litros.

Tras la cata de los depósitos pasamos a catar las barricas, donde probamos vinos del 2010 con 4 meses de barrica, en concreto el Shiraz, Tempranillo, Garnacha y Graciano, y un tempranillo del 2009 con 7 meses de barrica. La conclusión que sacamos es que el breve paso por la barrica había beneficiado a los vinos, pero que no debían de estar mucho más tiempo, por lo que sería aconsejable embotellarlos en breve. En conclusión, encontré estos vinos muy equilibrados y con mucho potencial, por lo que estoy deseando que pasen unos meses para poder empezar a disfrutar del contenido de mi barrica.

Tras la cata nos pusimos a trabajar un poco, embotellando y preparando las cajas con las botellas que en estos momentos se estarán disfrutando en Barcelona. Antes de irme le confirmé el coupage que quería para mi barrica. 80 % Tempranillo, 5 % Shiraz, 5% Petit Verdot, 5% Garnacha y 5% Airen. El nombre, Las Cinco en Punto.

Galeria Fotográfica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.