Cata de los vinos de la microbodega del Alumbro (Zamora) en la Taberna Tempranillo de Alcalá

WP_20131119_001Una nueva cata en la Taberna Tempranillo de Alcalá de Henares, y de nuevo gratas sorpresas. Esta vez catamos los vinos de una pequeña bodega de Villamor de los Escuderos, un pequeño pueblo junto a la vía de la plata, a medio camino entre Zamora y Salamanca, y que elabora sus vinos bajo la D.O. Tierra del vino de Zamora. La bodega se llama Microbodega Rodríguez Morán, aunque también es conocida como microbodega del Alumbro por el nombre de sus vinos. Además, los vinos fueron maridados con productos artesanos de la tierra, como queso, paté y morcilla, toda una sorpresa que se trajo Juanjo de su tierra para acompañar a sus vinos, algo que se agradece ya que es llevar la cata un paso mas allá, aunque Inma también puso algo de su cosecha.
.

WP_20131119_004Al frente de esta microbodega se encuentra Juan José Moreno, artesano del vino, que se ocupa de la viña y de la elaboración, si bien cuenta también con la ayuda de un enólogo, tratando de combinar lo mejor de la tradición con los conocimientos de un profesional, pero sin que las estrictas normas de la “escuela” influyan demasiado, y dejen campo libre a la filosofía natural que Juanjo quiere imponer en sus vinos. Cultiva con sello de agricultura ecológica, pero además elabora de forma natural, añadiendo dosis mínimas de sulfuroso y solo al embotellar.

Empezamos la cata con el blanco Alumbro 2012, un coupage de Verdejo, Godello, Albillo Real y Palomino, fermentado con levaduras salvajes y decantado a la intemperie aprovechando los fríos inviernos de la zona. Un vino realmente espectacular, con una elevada acidez, y casi 14º de alcohol, perfecto para maridar con un queso artesano de oveja de la zona que también trajo Juanjo

WP_20131119_009

WP_20131119_010

WP_20131119_003Continuamos la cata con los tintos, comenzando por el 4 Ayres, vino mayoritariamente de Tempranillo con un poco de Cabernet, un vino joven con un ligero paso por madera y con u toco de carbónico que lo hacía único y especial, con mucha personalidad y alejado de los tintos comerciales al uso, pero que gustó mucho entre los asistentes a la cata, lo que demuestra que el gran público afortunadamente empieza a abrirse a nuevos sabores en el mundo del vino, aunque haya algunos gurús que traten siempre de desprestigiar estos vinos por el mero hecho de no ajustarse a unos patrones establecidos por ellos mismos. Maridamos este vino con unos pates artesanales, de codorniz en mi caso, aunque se podía elegir también callos y otros pates.

Pasamos después al Alumbro Tempranillo 2012, un vino al gusto mas comercial o mas “de Escuela”, al paladar, pero sin olvidar que estamos hablando de vinos de uva ecológica y de escasa intervención en bodega, lo que da un plus de calidad, maridado con morcilla zamorana, un placer para los sentidos en una noche fría como la de ayer.

WP_20131119_014

WP_20131119_002

Y para terminar, una sorpresa por parte de Juanjo, un vino del 2005, anterior a la formación de la bodega, para mi junto al blanco, el mejor vino de la noche, un vino que llevaba en botella desde 2006 y había evolucionado de manera espectacular, estando en su plenitud en este momento. Mi mas sincera enhorabuena a Juanjo por sus vinos!

WP_20131119_015

En definitiva, otra noche memorable en la Taberna Tempranillo, sin necesidad de salir de Alcalá, por lo que vuelvo a felicitar a Inma y la animo a continuar con las catas de este tipo de bodegas que a mi tanto me gustan

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: