Nueva Zelanda, los viñedos mas naturales

Nueva Zelanda es un país de contrastes, en poco espacio combina densos bosques, montañas nevadas y una espectacular costa, cerca de la cual se concentra la mayoría de su viñedo. Es importante señalar que en Nueva Zelanda el 100 % del viñedo se cultiva de una manera sostenible, de modo que si bien no es el país donde mas vinos naturales u orgánicos se elaboran, si podemos decir que es el país donde el conjunto de sus vinos se elabora de forma mas natural. Expliquemos esto: Nueva Zelanda es un país de escasa población, con tradición agrícola y ganadera y a gran distancia de cualquier lugar “contaminante”. Podría decirse que es un autentico “paraíso natural”, y los productores de uva y vino están decididos a mantenerlo así. Las prácticas en la viña y la bodega, ofrecen calidad aunando una producción sostenible con el medio ambiente, existiendo una demanda mundial de sus vinos por haber sido producidos de una forma limpia y natural. Para que esto continúe siendo así, se han creado un conjunto de estándares en lo que se ha dado en denominar Viticultura Sostenible de Nueva Zelanda, cuyas siglas en ingles son SWNZ (Sustainable Winegrowing New Zealand). Pero veamos como empezó todo.

 

Fue durante la época colonial en la que el vino apareció por primera vez . James Busby, un enólogo británico, fue el primero en elaborar vino hacia 1830. Sin embargo, el primer viñedo fue establecido en 1851 por la Iglesia Católica sobre la Bahía de Hawke, con objeto de elaborar el vino para la misa. Llevó tiempo que el vino se extendiera por Nueva Zelanda, ya que en algunas partes el alcohol estaba prohibido. Aún así, al acabar la prohibición, la cerveza y los licores eran mucho más populares, y económicamente la carne y los productos lácteos eran mas viables, ya que gran parte se derivaba hacia el Reino Unido.

No es hasta finales de la década de 1960 que cambia esta situación. En el momento que Gran Bretaña se unió a la CEE, se vio obligado a frenar el comercio favorable hacia Nueva Zelanda, lo que perjudicó en gran medida a los productos lácteos y la carne, que se redujeron drásticamente, y un montón de fincas se convirtieron en viñedos. También en esta época se levantaron las restricciones a la venta de Alcohol y comenzó a surgir la cultura del vino.

Con una zona de viñedos que abarca desde la latitud 36 hasta los 45 grados y con una longitud de 1.600 km, las uvas se cultivan en una amplia gama de climas y tipos de suelo, produciendo una gran variedad de estilos. El equivalente en nuestro hemisferio por latitud sería una franja que fuese desde Burdeos hasta el sur de España, y por clima también sería comparable desde el parecido al alemán, mas frío, en el sur del país, hasta al parecido a las zonas cálidas de España en el norte. Como vemos el clima, al estar en el hemisferio sur, es mas frío al sur que al norte.

Sin embargo el clima predominante es un clima marítimo templado, con una fuerte influencia en los viñedos, calentados por el sol durante el día y enfriados durante la noche por las brisas marinas. El periodo de maduración es largo y lento, lo que ayuda a retener las propiedades de las variedades

Regiones productoras:
  
Auckland Al noroeste y el oeste. La variedad que mejor resultado produce en esta zona es la Cabernet.
Waikato y Bay of Plenty Esta zona es mayoritariamente productora de lácteos y ganado , aunque la viticultura también ha echado raíces aquí. Waikato tiende a ser más húmedo, lo que le permite producir interesantes vinos procedentes de uva afectada por la botritis.
 Gisborne es una región bastante fértil. Destaca el cultivo de la Sauvignon Blanc , Chardonnay y Gewürztraminer. 
Hawkes Bay es una región importante , ya que aquí se elaboró el primer vino comercial importante de Nueva Zelanda, siendo una de las zonas con mas producción del pais.
Martinborough, cerca del extremo sur de la isla norte, es relativamente reciente. En la actualidad hay alrededor de 20 bodegas, destacando la bodega Ata Rangi, que elabora un extraordinario Pinot Noir. Esta es un área con suelo de grava y clima bastante seco. En la actualidad se está experimentando el cultivo de Syrah y Sangiovese
 Marlborough se encuentra en el extremo norte de la isla sur. La producción comenzó en la década de 1970. La uva por excelencia en esta zona es la Sauvignon Blanc, siendo Cloudy Bay Vineyards el productor mas conocido de toda Nueva Zelanda.
Nelson , Canterbury y Otago son otras regiones de la isla sur, destacando el Pinot Noir elaborado en Central Otago
 
 Nueva Zelanda cuenta con 530 bodegas en la actualidad. Para hacernos una idea de su rápida evolución, pensemos que en 1996 había unas 7.800 hectáreas de viñedos que en 2004 pasaron a ser 22.616!
 Detengámonos ahora en una de estas bodegas, certificada además como orgánica y biodinámica. Hablamos de Sunset Valley 
  
 
 

Viñedo en Sunset Valley

Fundada por Ian y Ros, y con la ayuda de sus dos hijos , Kim y Kate, se trata de una bodega eminentemente familiar. Desde el principio se establecieron los métodos orgánicos y biodinámicos. Como puntos mas importantes del cultivo orgánico destacan el control de malezas y pastos, así como el control de enfermedades y plagas sin usas pesticidas ni productos químicos.

La viña se estableció en 1993 con la compra de 25 hectáreas de pasto en una colina cerca de Upper Moutere, en Nelson. El sitio fue elegido por su idoneidad para un viñedo orgánico, ya que cuenta con veranos largos y secos e inviernos fríos propensos a las heladas, condiciones fundamentales para el control de enfermedades.

Ian estudió un postgrado en Viticultura y Enología en la Universidad de Lincoln, donde desarrolló un gran interés en los métodos de producción orgánica, convencido de que el uso de productos químicos en la producción de uva no era sostenible ni necesario. Pero su verdadera educación comenzó con experiencias de trabajo en viñedos y bodegas de Nelson y Wairarapa, y como bodeguero en una bodega ecológica cerca de Ginebra (Suiza). Es un firme creyente de que ” los buenos vinos se hacen en la viña “. La salud del suelo y la fertilidad son elementos claves, así como el trabajo en la bodega, donde la idea es producir vinos que sean una verdadera expresión de la viña. Están especializados en la elaboración de Sauvignon Blanc, con caracteres de frutas tropicales maduras y buen paladar, así como en complejos tintos afrutados con un buen potencial de guarda .
Ian divide su tiempo entre la viña y la bodega, y casi todos los días durante el verano se le puede encontrar en la zona de ventas de la bodega .

 

Vinos orgánicos y biodinámicos en Australia

Zonas vitivinicolas de Australia (wikipedia.org)

En 1788 el capitán Arthur Phillip, establecido en Sydney Cove, importó las primeras vides de Australia desde Brasil y el Cabo de Buena Esperanza. Este fue el inicio de una próspera industria vitícola que, con una tradición de más de 200 años, exporta más de 800 millones de litros de vino al mundo.

Las primeras cepas fueron plantadas en Sydney y, por desgracia, debido al calor y la humedad, el viñedo nunca prosperó. Sin embargo, John MacArthur en su propiedad de Camden Park, unos 50 km al oeste de Sydney, tuvo mas suerte con su plantación, a principios del siglo XIX y es considerado como el primer viñedo comercial de Australia, cultivando Pinot Gris, Frontignac, Gouais, Verdello y Cabernet Sauvignon.

Hacia mitad de dicho siglo ya existían viñedos en la mayoría de los Estados. Los suelos australianos, protegidos por su lejanía de la industrialización y las plagas, resultaron ser muy fértiles. La filoxera llegó desde Europa en el último tercio del siglo XIX, pero apenas tuvo desarrollo, ya que se establecieron regulaciones estrictas de cuarentena, restringiendo la circulación de vid entre las regiones de vinos australianas, habilitando regiones vinícolas al sur de Australia, como el valle de Barossa, que permanecieron libres de la filoxera y que hoy son consideradas como algunas de las vides más antiguas en el mundo ¡incluso muchas de ellas aún crecen en sus originales portainjertos europeos!
Durante la Segunda Guerra Mundial aumentó considerablemente el consumo interno del vino ante la escasez de cerveza, y hasta mdiados de los 70 los vinos preferidos eran los fortificados tipo vinos de jerez. A partir de entonces, alimentado por la sed de los consumidores de vino de mesa tinto seco, las ventas de fortificado fueron bajando a favor de estos.

Hoy en día, Australia cuenta con más de 60 regiones vinícolas y una gran diversidad de uvas y vinos. Los viticultores australianos tienen una enorme diversidad de suelos, algunos con más de 500 millones de años. Desde suelo rico en hierro, ideal para el exigente Pinot Noir, o el famoso Terra Rossa, preferido de la Cabernet Sauvignon.

A continuación, veamos la historia de dos de las mejores bodegas orgánicas de Australia

LOS VIÑEDOS DE ROSNAY – ORGÁNICOS Y BIODINÁMICOS DESDE 1997

En 1995, después de buscar en el sudeste Australiano en busca del mejor sitio para una nuevo viñedo y olivar. Con el asesoramiento de Peter Hedberg de Orange Agricultural College, encontraron un terreno inclinado ligeramente hacia el norte, bien drenado, junto al rio Belubula, en la región vinícola de Cowra,

El nombre “Rosnay” viene del apellido de soltera de la matriarca, de origen frances, que tenía una pequeña parcela de uva gamay en el Beaujolais, Mientras tanto, en el lado australiano de la familia, el patriarca tenía una colección de libros antiguos de biodinámica. Así se explica el carácter biodinámica de esta bodega. Además, Sam, el primogénito de la familia, se unió a esta aventura en 1997, después de estudiar un grado de geografía en Francia, trabajando en granjas biodinámicas en Nueva Zelanda y para el Ministerio de tierra y la conservación de agua en Cowra. Ese mismo año, los tres se embarcaron en un viaje de descubrimiento que les llevó a decidir llevar a cabo todo el proyecto con arreglo a los principios orgánicos.

Las primeras vides, de Chardonnay y Shiraz, plantadas en septiembre de 1997, lo fueron en agricultura orgánica y biodinámica desde el primer día. En 1998, le siguieron la Merlot, Semillón y Cabernet, mediante esquejes de viñedos locales y de las mejores variedades de Australia del Sur. Finalmente en el año 2000 plantaron Mourverdre. Los viñedos y el olivar se plantan sobre una amplia gama de tipos de suelo. Los suelos arenosos de la colina permiten que las raices de la Shiraz profundicen hasta el lecho de roca de granito, consiguiendo una gran mineralidad y resistencia a la sequía. La Semillón, bajo un régimen de riego cuidadoso, fue gradualmente enviando sus raíces desde zonas superficiales hacia zonas mas profundas para darle resistencia. La Merlot y Chardonnay fueron plantadas en suelos de arcilla roja, de mejor drenaje, ya que son susceptibles a la enfermedad si se plantan en suelos ricos y pesados. Por último, el Cabernet fue plantado en la zona baja de la colina, porque dada su condición tardía es el más inmune a las heladas.

GRANCARI ESTATE

Viñedos de Grancari (grancariwines.com)

Los orígenes de esta pequeña bodega situada al sur de Adelaida se remontan a principios de la década de 1940, cuando George Cox decidió plantar Garnacha. Las vides de Garnacha, originalmente crecidas como arbusto, todavía están dando sus frutos hoy en dia y son una de las pocos plantaciones de Garnacha originalesa en la región de Valle McLaren. George vendió la propiedad y el viñedo se descuidó durante algunos años. Durante este tiempo, incluso se llegó a plantar alfalfa donde ahora se ha plantado Shiraz.

La propiedad fue adquirida por Rino y Greta Ozzella pocos meses después de los incendios forestales de 1983. Fue construida la casa familiar y Rino decididió restablecer las viejas y desatendidas garnachas. Con la ayuda de su esposa, utilizando los conocimientos tradicionales transmitidos de su familia en Italia, comenzó el trabajo de restauración.

Antigua cepa de Garnacha en Grancari

Las vides se cultivan en una ladera del oeste, frente al mar, lo que asegura una maduración temprana de la uva. El sol de la tarde, la brisa del mar y una mezcla de suelos arcillosos con crestas de piedra caliza, ayudan a crear vinos ricos de cuerpo complejo. La viña y el vino son producidos siguiendo los procedimientos orgánicos, ya que creen que los métodos naturales de crecimiento y gestión de sus pequeños viñedos orgánicos y los procesos de vinificación natural, beneficia a los consumidores ahora y mantiene los suelos viables para las generaciones futuras. Las últimas investigaciones demuestran que los métodos orgánicos, cuando se utiliza en la agricultura, producen alimentos con más nutrientes, y a veces hay una notable mejora en la calidad de estos productos. Teniendo esto en cuenta, Rino y Greta han optado por no utilizar productos químicos o pesticidas, no sólo para su propia salud, sino también para la salud de sus consumidores y sus vecinos. Para las malas hierbas se usa un arado de disco entre las filas de vides y un arado francés en las vides y usando fungicidas naturales se mantienen a raya posibles brotes de enfermedad.